Inicio    Asociaciones      Estatuto     Comunicados     Autoridades   Junta de Calificaciones   Contactenos
   

I. LOS TITULOS OFICIALES EN ARGENTINA

a) Los Títulos que entregan las Academias de Danza o similares, no son oficiales, y nunca lo serán, porque su régimen es otro. Faltan las materias complementarias y principalmente la Pedagógicas para la Docencia, entre otras muchísimas cosas.
b) La Incorporación al sistema Oficial, se hace como Instituto, para lo cual deberá contar con edificio con varios Salones (propio o alquilado con contrato mínimo de cinco años), para las clases de danza y de las materias complementarias, Esta materias son alrededor de 11 (once), contando música, plástica, idiomas, historia, anatomía, etc. Su director y sus maestros docentes, deben tener todos Títulos Nacionales. No toma exámenes únicos anuales pagos para pasar de año. Estos son varios e incluidos dentro del Curso regular. Deberá ser habilitado por el Ministerio de Educación, no tiene filiales y vendrán Supervisores del área algunas veces durante el período lectivo. El que le diga lo contrario, y no tiene estas condiciones, estará faltando a la verdad, si dice que es oficial.
c) De estos Institutos, de forma privada no existen más de TRES en el país, la mayoría sin alumnos, y los que otros que habían CERRARON.
d) Los que están abriendo ahora algunos, son Tecnicaturas, pero no son títulos docentes, pero son “habilitantes” para enseñar en la Red de Educación Publica –cuando no haya alguien con titulo Docente Nacional-, lo mismo que los egresados del Instituto Superior del Teatro Colón, que tampoco son “docentes”, pero si habilitantes. También están los “Supletorios”, todo dependerá de la Ley que este vigente en ese momento.
e) En alguna época se empleaba a “Profesores”, de música, plástica y danza, recibidos en Academias, para enseñar en escuelas Públicas, pero figuraban en el plantel como: “Sin Título”.

II. ANTECEDENTE DE AVALES EN LA ARGENTINA

a) El propio nombre o trayectoria de la Academia o del Docente a cargo de la Dirección, han avalado, su enseñanza, pero estos nunca han entregado una Certificación final que lo acredite como profesor. Caso las academias de Capital Federal, y sus grandes maestros pioneros en muchas disciplinas: Noemí Coelho (Jazz), Olga Ferri, estudio Julo Bocca, etc. (en clásico), y así continúan sus discípulos. A lo sumo entregan un papel constando la fecha y los horarios que frecuentaron.
b) Hace unos años existía una institución del Ministerio de Educación, que se llamaba SNEP - Superintendencia Nacional de la Enseñanza Privada. Únicamente para fines laborales, o sea como un registro de trabajo, refiriéndose al gremio de la danza. Esto NO habilitaba a las Academias a entregar titulaciones o certificaciones. Este registraba institutos privados como academias de ingles y de peluquería; pero los cursos no eran legalizados y no tenían validez oficial, es decir, son cursos apartados de la enseñanza formal.
c) Muchos Conservatorios de la Capital Federal (no todos) pero la mayoría conocida, han usado esta inscripción para hacer pensar de que si sus títulos tendrían alguna validez oficial. Hasta algunos más rápidos todavía, han vendido el trámite de esa Inscripción, cuando era totalmente gratuita y en el acto, solamente llenando una ficha y sin presentar absolutamente NI UN documento de idoneidad o algo que se le parezca.
d) Igualmente este “sistema”, se popularizo en el país pues tuvo una vigencia de más de cincuenta años. Creo una TRADICION en Argentina, que de alguna manera hizo con que el que enseñase danza tuviera esta titulación, lo que generó cierta confianza.
e) El SNEP se ha disuelto a mediados de 1995 y ha sido reemplazado por el DIPREGEP (Dirección Provincial de Educación y Gestión Privada), que rige para todos los títulos provinciales.
f) Ahora hay un gran negocio de ventas de títulos, a las que se sumo una ONG que otrora fuera una organización de prestigio y en manos de importantes figuras de la danza, hoy cayó en manos de un ECONOMISTA griego, que no es Docente de Danza, sin embargo firma títulos que dicen ser con validez internacional. Para tener esa jerarquía, primero debe tener valor ministerial en el país que lo emite, de allí hacer las debidas revalidaciones, que según el caso son costosísimas y todavía hay que estudiar materias. Claro que no es este caso porque el mismo no es válido donde se emite. Pagando, no hay otro requisito, puede acceder a una Certificación Internacional. No es la única institución que haga esto, hay otras, donde también se pueden comprar Premios a la Docencia. Ante cualquier duda deben recurrir al Ministerio de Educación de la República Argentina, no es cuestión de pagar y pagar, en euros o dólares, con el resultado final que dentro de nuestro territorio nacional, tenga la misma validez que la que entrega una academia privada cualquiera.

III. LA DOCENCIA NO FORMAL Y SUS VALORES

a) Si bien los que enseñan y los formados en las Academias, tienen el derecho de llamarse “Docentes”, por que están ejerciendo el acto de enseñar, estos no cuentan con ni un tipo de aval, protección o reglamentación a nivel oficial (II-b).
b) El gran valor de la Docencia no Formal, está en que llega a lugares donde el oficialismo en materia artística, demoraría más de un siglo para hacerlo, pues no alcanzarían los presupuestos oficiales. Y sin embargo, la Docencia no Formal anónimamente, sustenta y fortalece día a día la cultura de esta Nación.
c) Las Escuelas Oficiales tienen selección rigurosísima, y se basan en un Programa de Estudios fijo e inamovible para todos los alumnos por igual. Las no formales reciben todo tipo de alumnos sin ni un tipo de discriminación y tienen una enseñanza personalizada. Ha habido el caso de niños parapléjicos y con habilidades diferentes, etc. que serian rechazadas “de plano” de las formales, que con la danza han mejorado sus aptitudes.
d) El Arte no es Ciencia. Y no todos los planes sirven para todos. Muchos alumnos que fueron rechazados del sistema formal, por no tener las habilidades exigidas por el mismo, llegaron a ser estrellas y figuras internacionales a través de la enseñanza no formal.
e) Muchos maestros sin siquiera con titulo secundario, pero si bailarines sin títulos docentes, hoy enseñan en Universidades (formales) de danza.

IV. LA PROBLEMATICA

a) La oficialidad no está interesada en la Docencia no Formal, ya bastantes problemas tiene con sus instituciones publicas. Algunas de ellas menosprecian a la enseñanza no formal, llamándola de “comercial”.
b) A pesar de su inmenso valor no es reconocida en ni un estamento del oficialismo.

V. EL GREMIO - CIAD

a) No puede haber solución para una profesión, cuando no existe como tal.
b) Desde el año 2000 realizamos un movimiento Nacional e Internacional nacido en Argentina para crear y fundar Asociaciones Civiles de índole Profesional en las provincias y regiones de toda América.
c) En nuestro país ya se encuentran 14 asociaciones profesionales de provincias agrupadas en la Federación Argentina de Profesionales de Danza-FAPD. Y a nivel Internacional fundamos la Confederación Interamericana de Profesionales de Danza, con la FAPD (Argentina) y las de Paraguay y México.
d) Entre infinitas responsabilidades de índole gremial. Está el Aval de Idoneidad que se le brinda a las Academias de Danza o similares (Docencia no Formal), su reglamentación, capacitación, practica artística, promover y proteger el mercado de trabajo.
e) Ser miembro de esta Institución cuesta muy pero muy poco, apenas gastos administrativos y no se cobra absolutamente nada por las certificaciones que otorgue la Academia o similar.
f) Estará dentro de un Régimen de Profesión Reglamentada por nosotros mismos: los Profesionales de Danza.
g) También podrá acceder, cuando hay meritos suficientes, al mercado de trabajo brindado por CIAD y los convenios con las Federaciones y Asociaciones Profesionales agrupadas.
h) Redes de Congresos y Jornadas de Educación, Seminarios y Capacitaciones para acercar al Docente no Formal, todo lo que le sea indispensable para paliar la ausencia de las materias complementarias, que con el tiempo las propias asociaciones regionales se encargaran de dictarlas.

VI. LOS DEBERES

a) Fortalecer nuestra Profesión como un trabajo digno, serio y respetado.
b) Capacitarse, investigar, aprendizaje continuo, hay que saber más y de todo, no solamente la coreografía y los pasos, sino el porque y el para que.
c) Estamos formando artistas a partir de un ser humano común, ese es nuestro gran don, por ello la responsabilidad y el conocimiento deben ser mayores.
d) El respeto por nuestro colega, que al final, es nuestro compañero de lucha.
e) Comprometerse con la profesión. No somos seres aislados, ni “bichos raros”, somos seres humanos que desean vivir de su trabajo, bien y con idoneidad.
f) La única manera de demostrar que existimos y que somos importantes para la comunidad y aún para la humanidad, es probarlo con hechos valederos.

   

 

 Links      Webmaster